Una vez efectuada la reserva  si se procede a la anulación no justificada  se cobrará la estancia de una noche.

En lo referido a la política de  cancelaciones, seguimos lo estipulado en  el DECRETO 143/2002, de 14 de noviembre, de Alojamientos de Turismo Rural del Principado de Asturias y que se resumen en:

  • Cuando la cancelación sea comunicada con una anterioridad superior a quince (15) días anteriores al día de la llegada, se recuperará el total del importe del depósito abonado.
  • Cuando la cancelación sea comunicada con más de siete (7) y menos de quince (15) días de antelación al señalado para la ocupación, el titular del establecimiento podrá retener el 50% del importe del depósito, o la totalidad del mismo si la comunicación se efectúa dentro del plazo de siete (7) días anteriores a dicha fecha.
  • Cuando la cancelación sea comunicada  dentro de  los últimos  siete (7) días anteriores al día  de la llegada, el importe abonado quedará  en posesión del alojamiento, no recuperando el cliente cantidad alguna.

CLAUSULAS COVID-19

  • Si por motivos relacionados con el COVID19, derivados de disposición legal o en caso de fuerza mayor, la casa no pudiera ser ocupada en las fechas acordadas, viéndose el propietario en la necesidad de anular la reserva, éste se compromete  a  reintegrar  la  totalidad  de  las  cantidades  abonadas  en concepto de reserva y estancia.
  • Si por motivos relacionados con el COVID 19 y por fuerza mayor los huéspedes no pudieran acudir al establecimiento, el cliente podrá utilizar dicho adelanto para una reserva posterior siempre que haya disponibilidad. En caso de que no fuera posible, el propietario devolverá la cantidad efectuada en concepto de adelanto de reserva siempre que estas circunstancias sean acreditadas convenientemente
  • La casa se ha sometido a todos los protocolos de desinfección y limpieza establecidos por la normativa vigente COVID19 antes de su ocupación. Si durante la estancia en la casa rural se diera un caso de positivo en COVID19 de alguno de los inquilinos, éstos estarán obligados a comunicarlo de forma inmediata a las autoridades sanitarias y al propietario. En todo caso, finalizada la estancia contratada, la casa deberá ser desocupada en su totalidad. Si por motivos   sanitarios,   tanto   de   fuerza   mayor,   como   de   confinamiento   o cuarentena, no pudiera serlo, los ocupantes asumirán los gastos que se ocasionaren por prolongación de la estancia y servicios prestados
Abrir chat